DHumanos
Número 85
Ombudsman
El Consejo opina
Derecho a un medio ambiente sano
El derecho a un medio ambiente sano se encuentra protegido en el corpus iuris del derecho internacional de los derechos humanos, y en 1999 se incorporó en nuestra Constitución.
premio
Maestra Ana Gabriela Mora Casián
Consejera ciudadano de la CEDHJ

En los últimos diez años se han presentado quejas en la CEDHJ por violaciones de los derechos ambientales, y se ha llegado a tener la cifra más alta en 2009, con 7 153 quejas, y durante 2017 ya son 1 613. Esto refleja la preocupación de los jaliscienses por que se nos garantice el derecho a un medio ambiente sano. Se han emitido recomendaciones sobre el tema, cuyo ejemplo más representativo es la macrorrecomendación 1/2009 sobre el río Santiago, por violación de los derechos humanos a gozar de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Ha transcurrido el tiempo y los avances para garantizar el derecho a un medio ambiente sano son negativos; no se han saneado ríos y presas, continúa aumentando la contaminación atmosférica tanto en la zona metropolitana como en los demás municipios del estado.

Al tener el derecho al medio ambiente protegido, respetado y garantizado, en consecuencia se nos respetan otros derechos: a la salud, al agua potable, a una vivienda digna, a la dignidad humana, a alimentos libres de contaminación, basándose en la igualdad; derechos a la recreación y al esparcimiento.

El derecho a un medio ambiente sano se encuentra protegido en el corpus iuris del derecho internacional de los derechos humanos, y en 1999 se incorporó en nuestra Constitución, en el artículo 4º: “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar”. Y en 2012 se realizó una reforma a este artículo, con la cual quedó así “… Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho.” El medio ambiente sano es vital para la subsistencia y conservación de los humanos, de la flora y de la fauna. Además es un derecho colectivo porque nos afecta o beneficia a la colectividad, comunidad o toda la población del estado de Jalisco.

En consecuencia, es necesario que nuestras autoridades apliquen políticas públicas con un enfoque en derechos humanos efectivas para garantizar el derecho a un medio ambiente sano mediante políticas multidisciplinarias de acuerdo con las obligaciones internacionales y la armonización de la legislación nacional y estatal.

Por otra parte, la defensa del derecho al medio ambiente sano es un derecho colectivo que nos afecta a todos los ciudadanos, empresas y gobierno, por lo que es una responsabilidad conjunta adquirir una cultura de derechos humanos con respeto al medio ambiente, como sucede, por ejemplo, en Suecia y Noruega, donde reciclan 99 por ciento de la basura.

El medio ambiente es un bien colectivo, y por lo tanto es una responsabilidad compartida, cuidando, conservando la naturaleza como bien preciado que nos garantiza la vida. La cultura de cuidado al medio ambiente es parte de la educación en derechos humanos.

En los países escandinavos, la población tiene la cultura de reciclar la basura, además de generar menos desechos; tanto, que ahora están importando basura de otros países. Toda la basura la reciclan, la reutilizan o abonan, incluso purifican el agua hasta que sea potable.

Volver