DHumanos
Número 81
Ombudsman
la voz del ómbudsman
Aniversario 68 de la Declaración de Derechos Humanos
El desarrollo integral de las personas tiene que ver con la existencia de condiciones adecuadas en los múltiples ámbitos en que se desenvuelven, como su vivienda, su trabajo y su vida cultural.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos en París, Francia, y en marzo de 1981 México se adhiere a esta Asamblea General. Su proclamación nos recuerda que, ante todo, la dignidad humana debe ser inviolable y la fuente de todo actuar social, es decir, su contenido resume la perspectiva de todos los pobladores del mundo, producto de un ideal común.
El desarrollo integral de las personas tiene que ver con la existencia de condiciones adecuadas en los múltiples ámbitos en que se desenvuelven, como su vivienda, su trabajo y su vida cultural, por mencionar algunos aspectos. Ello ha sido preocupación central no sólo para los gobiernos nacionales, sino también para las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y la academia, quienes, conscientes de lo perjudicial que puede ser la falta de esos elementos básicos para el desarrollo humano, han impulsado el reconocimiento y la protección de los derechos humanos.
Cada año, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco celebra del Día de los Derechos Humanos y realiza un acto conmemorativo donde entrega el reconocimiento Francisco Tenamaxtli a cinco ciudadanos, que desde su labor cotidiana han emprendido esfuerzos para la defender a las personas en situación de vulnerabilidad en nuestra entidad.
El reconocimiento de 2016 fue entregado a Laura Elena Gamboa Soto, de Educación Incluyente, AC, por la categoría Discapacidad y Derechos de los Jóvenes; a Mario Gerardo Cervantes Medina, del Instituto Desarrollo Humano Integral Educación, Salud, Ambiente, en la categoría Desarrollo Social y Comunitario; a Juan Manuel Durán Juárez, del Sistema Universitario del Adulto Mayor de la Universidad de Guadalajara, en la categoría Adultos Mayores; a Rogelio Padilla Díaz, de Movimiento de Apoyo a Menores Abandonados, AC, en la categoría de Niñez; y a Raquel Edith Partida Rocha, de Mujeres Académicas de la Universidad de Guadalajara, por la categoría Mujer. Ellos son orgullo y ejemplo para todos los jaliscienses.
En el marco de esta conmemoración hice un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para dar plena garantía al derecho humano de la seguridad pública, un tema que preocupa actualmente a la sociedad de Jalisco y de México. La seguridad pública no admite colores ni partidos, no admite posicionamientos ni pretextos; la seguridad pública requiere de determinación, de la suma de esfuerzos en donde, desde luego, las instituciones defensoras de derechos humanos estamos sumadas.
Los organismos públicos protectores de derechos humanos no son un obstáculo para que las instituciones del Estado realicen su labor; nosotros somos sus aliados, queremos y anhelamos una sociedad en paz, una sociedad libre de violencia, una sociedad en donde prevalezca la igualdad real de oportunidades.
Es importante que se fortalezca la cultura democrática, queremos una sociedad más participativa, que no calle, que denuncie, que se inconforme, pero que también lo haga con respeto y observe lo que marca la Constitución. Se requiere que todos se sumen de forma decidida a las instituciones del Estado en este anhelo por lograr la seguridad pública y el pleno respeto a los derechos humanos.


Dr. Felipe de Jesús Álvarez Cibrián
Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco
Volver