DHumanos
Número 86
Imágen nota
Nuestras acciones
“Transparencia, austeridad y rendición, ejes de la CEDHJ”
Alfonso Hernández Barrón se propone ciudadanizar y lograr la independencia de la CEDHJ, en una gestión que será de transición hacia un nuevo modelo que privilegie la atención a los grupos más vulnerables de la sociedad.

En su mejor momento físico, mental y espiritual cuando ronda los 50 años de edad, Alfonso Hernández Barrón se propone ciudadanizar y lograr la independencia de la CEDHJ, en una gestión que será de transición hacia un nuevo modelo que privilegie la atención a los grupos más vulnerables de la sociedad.
Tras rendir protesta el 1 de agosto pasado como el quinto presidente de la defensoría social, Hernández Barrón se comprometió también a que la CEDHJ será austera, transparente y trabajará a la par de la sociedad civil, con su apoyo e ideas en una política siempre de puertas abiertas. Para ello puso manos a la obra: en su primera semana las peticiones y orientaciones crecieron casi en un 100 por ciento, anunció que se congelaba el sueldo de presidente y seguiría ganando lo mismo que un visitador general.
También dijo que habrá reducción salarial en los puestos directivos, se limitó la plantilla de trabajadores y anunció que evitaría solicitar una partida extra de dinero al Ejecutivo o al Legislativo a pesar de que encontró la CEDHJ prácticamente con sólo para el pago de nómina.
“No vamos a pedir dinero extraordinario, vamos a trabajar mucho en lograr la autonomía y la independencia de esta institución, de tal manera que si formamos parte de un modelo de gobierno completo, cada quien tiene que hacer su tarea, y la Comisión para realizar su tarea tiene que mantenerse con autonomía”, atajó al ser cuestionado sobre el tema.
En busca de privilegiar el gasto operativo y fomentar la austeridad, afirmó que serán vendidos dos vehículos de lujo para comprar utilitarios con el fin de usarse en caminos y brechas fuera de la ciudad, y que habrá una reducción de gastos por concepto de combustible y telefonía celular. Dijo que llegó al cargo sin compromisos partidistas y adelantó que vienen tiempos difíciles para la CEDHJ en base a los Pronunciamientos y Recomendaciones por llegar, y que, todos vinculatorios de acuerdo a la Ley de Víctimas, tendrán un fuerte respaldo jurídico que obligue a la reparación integral del daño. “La CEDHJ tendrá que hacer pronunciamientos fuertes, delicados, porque vamos a acompañar a la sociedad desde la parte más dolorosa, desde las víctimas del delito y de las violaciones de derechos humanos”, señaló.
Destacó que en breve será integrado un equipo de expertos académicos y de la sociedad civil, para conducir un proceso colectivo que permita elaborar un diagnóstico sobre el estado que guardan los derechos humanos en la entidad.
Anunció que con la ayuda de especialistas se crearán relatorías para atender los temas relacionados con las personas desaparecidas, defensores de derechos humanos y periodistas, de acceso a la justicia, con perspectiva de género y de los pueblos originarios, entre otros.
“A mí me queda claro que el reto es muy grande, que la gente está necesitando creer nuevamente en las instituciones y ésta es una buena oportunidad no sólo para hacerlo, sino para mandarle un mensaje a la clase política de que la gente de a pie, que la gente sencilla ya necesita ver una forma distinta de ejercer el servicio público”, repitió entre la veintena de entrevistas a medios electrónicos e impresos durante sus primeros días de gestión.
En su arranque hubo tiempo para que también se emitiera un pronunciamiento en contra de los retenes policiales en el municipio de Zapopan, y dijo que no se avalaría con presencia de personal de la CEDHJ las volantas por su naturaleza anticonstitucional, pero estarían proponiendo acciones para mejorar la seguridad pública.
A la par de esas dos primeras agitadas semanas como presidente de la CEDHJ, Hernández Barrón consumió su tiempo en reuniones para terminar el proyecto de presupuesto 2018 que debió ser entregado el 15 de agosto, en el que los sueldos directivos irán a la baja y se dará prioridad al gasto operativo y la apertura de oficinas en municipios fuera de la capital.



Pueblos originarios


Los pueblos coca, en la ribera de Chapala; wixárika, en el norte del estado; y nahua, en el sur, se sumaron en apoyo de la candidatura de Hernández Barrón para presidente de la CEDHJ, y con ellos, representantes de pueblos originarios asentados en Jalisco, sobre todo en las zonas metropolitanas de ciudades medias, como los koras, triquis, mixtecos, otomíes, zapotecos, purépechas, mayos, huastecos, totonacas o mazahuas, entre otros.
Consciente del apoyo indígena que le valió ser designado por el Congreso del Estado en una tercera ronda de votación en la que participaron 29 aspirantes, en su primer día como titular Hernández Barrón se reunió con los representantes de las comunidades indígenas de Tlachichilco del Carmen, Mezcala de la Asunción y San Pedro Itzicán, en la ribera del lago de Chapala.
Ese día, además de dialogar con los comuneros, escuchar sus quejas y abrir investigación por deficiencias en una clínica de salud, aprobó la propuesta de designar a Ismael Santiago, indígena originario de la región, como relator de los pueblos originarios de la ribera de Chapala ante la CEDHJ, un cargo inédito.
“Ya se trabaja un diagnóstico de la situación que guardan los derechos humanos en la región que hoy es una de las que más sufren por conflictos de tierra, temas ambientales, contaminación y salud”, dijo.



Los ejes


Los ejes temáticos con los que inicia su gestión como presidente de la CEDHJ los sintetizó en impulsar un modelo colectivo de la institución con la participación de la sociedad civil para que los procesos sean transparentes, además de una política de austeridad y de rendición de cuentas.
En el primer caso planteó una reingeniería para evitar que la CEDHJ gire en torno a una personalidad, favoreciendo y ampliando el vínculo con todas las expresiones de la sociedad civil.
“Durante mucho tiempo algunas voces críticas no han tenido espacio dentro de nuestra institución; esto ha cambiado. A partir de mi llegada, todas las voces son bienvenidas, son necesarias. Todo aquel que esté comprometido con la sociedad, que tenga un auténtico compromiso con los derechos humanos, es parte importante de este proyecto”, abundó.
Otro eje sobre el que trabajará la CEDHJ será una mayor protección, a las víctimas del delito y de violaciones de derechos humanos, con especial énfasis en los grupos vulnerables.
“Vamos a trabajar por la protección y la defensa de todos los sectores sociales, pero los derechos humanos de los más desprotegidos van primero”, dijo.


Juan Carlos G. Partida
Volver