DHumanos
Número 91
Imágen nota
>> Nuestras Acciones
Gobernanza, defensa y cultura, los retos
El titular de la CEDHJ hace un balance de su primer año y reconoce que hay avances pero también retos y desafios que enfrentar en un contexto de violencia que afecta la vida de todos.

Debemos revisar y fortalecer los sistemas de atención a víctimas que hoy tenemos para reforzar las acciones y evitar que se repitan violaciones a los derechos humanos, reflexiona Alfonso Hernández Barrón, al cumplir su primer año al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ).
El 1 de agosto de 2017 asumió la titularidad de esta institución y se convirtió en uno de los mayores retos personales y profesionales que ha tenido en su vida.
“Es uno de los grandes retos de mi vida. Todavía no estoy satisfecho y tenemos que decantar si este es el mejor modelo de defender los derechos humanos en este país”, señala.
Reconoce que durante los primeros 12 meses de su mandato hay avances importantes, pero también muchos retos y desafíos que enfrentar y superar en un contexto de múltiples violencias que han afectado la vida de todas y todos.
“La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha realizado esfuerzos muy importantes para estar a la altura de estos retos y, particularmente, de cumplir lo que de forma personal me comprometí, y que es el caminar lo más cercano a las víctimas, estar presentes en estos espacios de sufrimiento comunitario y creo que hemos logrado avances muy importantes”.



Los primeros logros

Como logros importantes de este primer año destacan las tres recomendaciones generales emitidas por la defensoría: la primera fue en materia de discapacidad; la segunda, sobre seguridad ciudadana; y la tercera, de personas desaparecidas.
“La de discapacidad es el primer ejemplo en el país en el tema de discapacidad. Además, se tomó de referencia para elaborar el presupuesto de egresos del Gobierno del Estado en el 2019, rubro por rubro se están asignando recursos para garantizar los derechos de las personas con discapacidad, tal como nosotros lo enunciamos en nuestra Recomendación”, explicó.
> Sobre la de seguridad ciudadana, el defensor señaló que los planteamientos generales e integrales de la Recomendación proponen políticas públicas en las que son reconocidas las carencias que existen y que impiden gozar de una seguridad para los que ciudadanos puedan construir sus proyectos de vida.
“Así, con el amparo que representó esta Recomendación general, resolvimos el caso de Panchito, resolvimos el caso del bebé Tadeo y el del señor Javier, en donde no se identificó una autoridad que de forma directa estuviera involucrada en los hechos, pero sí hay una responsabilidad institucional. Ellos fueron víctimas de hechos a los que estamos expuestos todos por los niveles de delincuencia que existen y la agresión de la gente que se dedica a estas actividades”.
Por último, la de personas desaparecidas tuvo incidencia de forma inmediata para que se realizara la designación de los titulares de las áreas especializadas como la Comisión de Búsqueda.
“Son tres recomendaciones generales distintas con elementos comunes, construidas de la mano de la sociedad. Nuestro reto es el cumplimiento y el seguimiento, pero no solamente es nuestro reto, es también de la sociedad”.



Reingeniería institucional

El titular de la CEDHJ también hace mención de la Relatoría de las Mujeres, que con su trabajo ha generado evaluaciones en el funcionamiento de instancias municipales de la mujer.
“Acaba de concluir un laboratorio de la incidencia en políticas públicas con expresiones de la sociedad civil y durante el año vienen una serie de seminarios especializados para promover la perspectiva de género”.
Al interior de la dependencia se crearon áreas importantes como la Unidad de Atención a Víctimas de Desaparición de Personas, la Unidad de Análisis y Contexto, la Dirección de Asuntos Jurídicos y se redujo a cuatro las visitadurías generales.
“Hemos creado estas áreas, pero además se redujo el número de visitadurías generales. Teníamos seis, hoy tenemos cuatro y podemos decir que hemos mantenido la estabilidad institucional e incluso vamos avanzando en el incremento de las cifras y en la resolución de casos”, dijo el titular de la CEDHJ.
También se amplió la red de módulos y oficinas de la Comisión, cuya apertura se hizo particularmente en poblaciones indígenas como Mezcala y Cihuatlán.



El segundo año de gestión

Para su segundo año de gestión, el defensor marca tres grandes programas: defensa, gobernanza y cultura.
El defensor Hernández Barrón explica que en la defensa se trabajará no únicamente en la identificación a partir de los casos, sino también se incluirán los componentes de supervisión y observancia.
“¿Esto qué implica? Supervisión oficiosa, monitoreo oficioso, no solamente con visitas periódicas de evaluación a todos aquellos lugares donde sabemos que hay un riesgo de vulneración de derechos humanos, sino también a través de las redes sociales y de los medios de comunicación”.
Con respecto a la gobernanza, se intensificará el acompañamiento a las autoridades y a la sociedad para que no vayan solas y se generen estos espacios para la construcción conjunta de soluciones a los problemas de nuestras comunidades.
“Nosotros estamos buscando un acercamiento con las autoridades electas para solicitarles que nos permitan participar en la elaboración de sus planes municipales y estatales de desarrollo incorporando la perspectiva de derechos humanos y el seguimiento a los objetivos de desarrollo sostenible”.
Explicó que en materia de cultura se apostará por la formación ciudadana que permita que las personas se empoderen de los derechos humanos, que se identifiquen con ellos y realmente se pueda construir una cultura de igualdad y de no discriminación.
Para el 2019, se trabajará más a favor de la perspectiva de género, en la conciencia de las autoridades, fortalecer la relación con las expresiones de la sociedad civil y colectivos, en temas relacionados con salud pública y mantener la autonomía de la institución .


Doce momentos